top of page

Recomendaciones del ENACOM para el uso responsable de Internet

1) Utilizar líneas fijas para llamada de voz.

2) Utilizar SMS en vez de WhatsApp para mensajería instantánea.

3) Evitar las comunicaciones vía streaming o videollamadas y de ser necesario minimizar la calidad de transmisión.

4) Evitar el envío de materiales que no son de suma necesidad.

5) Ser precisos en los mensajes para evitar idas y vueltas innecesarias.

6) Utilizar racionalmente plataformas en línea que implican gran consumo en la red.

7) No viralizar cadenas o informaciones no verificadas.

Recomendaciones para protección de módems/ONT

  1. No apagar el modem/router a cada momento, es mejor dejarlo encendido todo el tiempo, su electrónica está diseñada para funcionar las 24 horas y los constantes apagados y encendidos hacen que su desgaste sea mayor.

  2. Apagarlos y desconectarlos solamente en caso de probables tormentas eléctricas.

  3. No cubrir con telas, libros o cualquier otro material, el equipo necesita estar aireado, de la misma manera no guardarlo en cajones donde pueda recalentar por su poca o nula ventilación.

  4. No limpiarlos con trapos húmedos, es posible que les caiga una gota de agua adentro y los dañe, sólo pasarles un trapo seco.

  5. De preferencia enchufarlos en un supresor de picos o un estabilizador de corriente.

  6. Nunca use conexiones de cables expuestos.

  7. Es recomendable tener una conexión a tierra en su computadora y sistema eléctrico, existe una corriente invisible llamada "estática" que puede dañar cualquier equipo electrónico. 

Cómo proteger tu WiFi y que nadie se conecte a tu red.

Aunque te hayas preocupado por contratar la mejor oferta, que te proporciona una velocidad adecuada de conexión y que garantiza estabilidad en el servicio, es posible que en algún momento notes que no estás navegando tan rápido o que experimentes problemas para conectar más de un dispositivo. ¿Esto por qué puede ser? lo más posible es que no nos hayamos dado cuenta de que otras personas se están aprovechando de nuestra conexión a Internet.
Vamos a explicarte qué debes tener en cuenta para evitar que tu red WiFi quede accesible para cualquiera y garantizar no sólo tu velocidad de conexión sino también tu tranquilidad mientras navegas de forma inalámbrica. 

Comprueba la contraseña de tu conexión WiFi.

Si dejamos la contraseña que viene por defecto, es cuestión de tiempo para que un ciberdelincuente la descubra. Es necesario cambiarla por una que sea más difícil de averiguar. 
Se recomienda que se empleen números, letras mayúsculas, minúsculas y caracteres especiales y que tenga una extensión de, al menos 15 dígitos. Así se reducen las posibilidades de que mediante combinatoria un software malicioso adivine la contraseña.

Comprueba la seguridad del router.

Debemos asegurarnos de que nuestro router cuenta, al menos, con el protocolo WPA2. 

Cambia el nombre de la red WiFi.

Lo más recomendable es cambiar el nombre de la red por uno que sea difícilmente reconocible -que no incluya, por ejemplo, nuestro nombre o dirección de la vivienda- para que así quien intente acceder no sepa a quién pertenece la red a la que se está tratando de conectar.

Desconectar el router.

Apagar el dispositivo de vez en cuando supondrá que aquellas conexiones que se estén produciendo simultáneamente dejen de tener acceso a la red.
Recomendamos apagar el dispositivo cuando nos vamos a ausentar del domicilio varios días.

Realizar comprobaciones periódicas.

Comprobar cada cierto tiempo que no hay nadie extraño aprovechándose de tu acceso a Internet. Para ello, apagar todos los dispositivos conectados que tengas en tu hogar. Si a pesar de haber sido desconectados, las luces de tu router continúan parpadeando, eso quiere decir que hay alguien navegando por tu Internet y no eres tú.
Puedes emplear un software específico para controlar las conexiones a tu red inalámbrica. Para ordenadores personales se puede emplear Wireless Network Watcher, dispositivos móviles puedes bajarte la aplicación ezNetScan.

bottom of page